Foto al minuto de la hora cero: trampantojo

En la estación de cercanías de Sol, en Madrid, no se oían esta mañana ni los ecos de la fiesta del sábado. A las 8:15 apenas había viajeros en los andenes y, según subía hacia la calle, le hice una foto al reloj situado sobre las escaleras. No debe ser nada fácil, pensé, el papel de reloj aquí abajo (los neuróticos tenemos ideas así) y verse obligado a competir con el colega que, unos metros más arriba, toca las campanadas que anuncian el comienzo del año en las pantallas de la patria mía y más allá. Eterna lucha de David contra Goliat.

El resultado de la ocurrencia fue bastante desastroso porque, si se fijan en el redondel que se aprecia a la izquierda de la pantalla, la esfera luminosa aparece en blanco, las agujas no se distinguen y lo único que se vislumbra es una “c” invertida. O sea: nada.

Como no era cuestión de volver sobre mis pasos, me he conformado con este registro de la hora cero y, ya en el despacho, le he mostrado la imagen fallida a este anónimo e inerte fotógrafo al minuto que conservo cerca de mí, en la mesa, desde hace algunos años. Llamarle estatuilla, que suena a Oscar, sonaría pretencioso. Digamos, eso sí, que es una figura de Sargadelos hecha en homenaje y memoria de aquellos minuteros que inmortalizaron caras y vidas en los parques y las playas de España durante tantos años. Retratistas anónimos de sueños y esperanzas, cargados con la cámara oscura y el cubo de su alquimia a cuestas.

Hora cero, foto al minuto, trampantojo: primer lunes de 2012. Esto último, la fecha, es lo único real.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s