Los colores del invierno en #Madrid

20120103-180512.jpg
En la tarde fresca y soleada de Madrid, recién estrenado enero, basta con levantar la vista para ver estos intensos azules y dorados, tan cerca del Museo del Prado.
A la izquierda, las torres de Los Jerónimos; en el centro, esos árboles despojados de hojas, junto al quiosco de prensa de la calle Moreto.
A pocos metros de aquí, abnegados y prudentes grupos de turistas japoneses entran y salen de la pinacoteca. Algunos recalan frente a las escalinatas de la iglesia, curiosean las pinturas del vendedor ambulante, aprovechan esos últimos rayos tibios sobre la piedra… y se van tan discretamente como han llegado. Se mueven en un silencio que contrasta con la bulla que hay en el tren de cercanías en el que hilvano esta nota.
Siempre me ha fascinado la vida que discurre alrededor del Prado. Hoy he recordado aquella madrugada de 1990, cuando unos cuantos periodistas (yo para el Telediario de TVE) fuimos a recibir a la Venus del espejo, que llegaba de la National Gallery como una estrella, rodeada de policías, en medio de la noche. Pero esa es otra historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s